fbpx --

Las vacunas y la COVID-19: Lo que los padres deben saber

Como conseguir de forma segura las vacunas rutinarias para tus hijos durante la pandemia de la COVID-19.

UNICEF/UNI316669/Frank Dejongh

El brote de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) ha traído consigo el miedo y la incertidumbre. Muchos padres se preguntan cuándo habrá una vacuna contra la COVID-19 y cómo aplicar las vacunas rutinarias durante la pandemia. Aquí estamos para responder a las preguntas más frecuentes.

¿Cuándo estará disponible la vacuna contra la enfermedad por coronavirus (COVID-19)?

Desarrollar una vacuna segura y eficaz lleva tiempo, pero gracias a la inversión sin precedentes en investigación y desarrollo y a la cooperación global, los científicos han podido desarrollar una vacuna contra la COVID-19 en un tiempo récord, sin dejar de mantener una normativa sólida, basada en la evidencia y rigurosos estándares. 

El 31 de diciembre de 2020, la OMS incluyó la vacuna de ARNm COVID-19 de Pfizer / BioNTech (BNT162b2) para uso de emergencia, lo que la convierte en la primera en recibir la validación de emergencia de la OMS desde que comenzó el brote un año antes. En la actualidad se están desarrollando más de 200 posibles vacunas adicionales (56 en desarrollo clínico y 166 en desarrollo preclínico), y muchas de ellas se están probando en ensayos clínicos. Algunas de estas posibles vacunas se encuentran en la fase 3 de los ensayos clínicos, el último paso antes de aprobar una vacuna. 

¿Debo mantener durante la pandemia de la COVID-19 la rutina de vacunación de mi hijo?

Aunque la COVID-19 esté alterando nuestras vidas diarias, la respuesta es sí. Procura seguir la rutina de vacunación de tu hijo o hija en los servicios sanitarios que haya disponibles. Es importante que los niños y los bebés mantengan al día sus vacunas porque les protegen de las enfermedades graves. Eso significa que cuando tus hijos puedan volver a interactuar con otros niños, unos y otros estarán asimismo protegidos de otras enfermedades.

Si no tienes la certeza de que tu centro de vacunación esté funcionando como de costumbre, consulta a tu médico. Puesto que la situación de la COVID-19 varía cada día, puede que los profesionales sanitarios modifiquen el modo de atender a sus pacientes a medida que cambia la situación. En caso de que el centro de salud no pueda poner las vacunas a tu hijo en la fecha prevista, anótalo para acordarte y vuelve a intentarlo tan pronto como los servicios se reanuden.

¿Qué se puede aprender del brote de la Covid-19? ¿Qué nos puede enseñar en relación a otras enfermedades y a la decisión de vacunarnos?

Este brote nos recuerda lo valiosas que son las vacunas. Nos demuestra que cuando se dispone de vacunas para una enfermedad, debemos mantener al día el esquema de vacunación de nuestros hijos y el nuestro propio. Sin la protección de las vacunas, las enfermedades se pueden propagar rápidamente y con terrible consecuencias. Por ejemplo, el sarampión y otras afecciones siguen siendo un riesgo constante. Somos afortunados de contar con la protección de vacunas contra estas enfermedades. 

¿Cómo actúan las vacunas?

Las vacunas ayudan a educar a nuestro sistema inmunológico para que luche contra las infecciones. Para ello se introduce en el cuerpo la forma inactivada de un germen, sea una bacteria o un virus. Al estar inactivado, el germen no puede enfermarnos. Por el contrario, activa el sistema inmune de nuestro organismo y produce las defensas llamadas anticuerpos. En adelante, si en alguna ocasión vuelves a coger el virus, tu sistema inmunológico ya sabrá cómo combatirlo.

¿Dónde puedo encontrar la guía de vacunas más reciente?

Contacta con tu médico, consulta las páginas web de las autoridades nacionales y locales y sigue la orientación que ofrecen a OMS y UNICEF.

¿Cómo puedo protegerme, y proteger a los demás, de la COVID-19?

Estas son algunas de las precauciones que tú y tú familia pueden tomar y que ayudarán a evitar la infección:

  • Lávate con frecuencia las manos con agua y jabón o con un desinfectante de manos a base de alcohol.
  • Evita tocarte la cara, especialmente los ojos, la nariz y la boca.
  • Si estornudas o toses, cúbrete la boca y la nariz con el antebrazo o con un pañuelo desechable. Tíralo inmediatamente después de usarlo.
  • Evita los lugares concurridos y el contacto directo con la gente. Mantente a una distancia segura de cualquier persona con síntomas de resfriado o gripe.
  • Evita estrechar la mano, abrazar o besar a la gente. Evita compartir alimentos, cubiertos, tazas y toallas.
  • Limpia y desinfecta las superficies que se tocan con más frecuencia, así como los teléfonos, pomos de las puertas, interruptores de la luz, mandos a distancia y encimeras.
  • Quédate en casa si no te sientes bien, incluso si tienes algo de fiebre y toses.
  • Lleva mascarilla si toses, estornudas o si estás cuidando a alguien de quien se sospecha que tiene la COVID-19. Los trabajadores sanitarios deben usar mascarillas médicas.

Tengo un bebé menor de año. ¿Cómo puedo protegerlo de la COVID-19?

Además de todos los consejos ofrecidos sobre lavarse las manos, guardar la distancia física y mantener las medidas de higiene, los padres y las madres tienen que extremar sus cuidados para proteger a los menores de la infección. A ser posible, las madres deberían amamantar a su bebé. Hasta ahora, ninguna investigación ha demostrado que la leche materna pueda transmitir el virus, pero en caso de que una madre dé el pecho a su bebé tendrá que seguir las habituales medidas de higiene y protección respiratoria, no solo mientras lo amamanta sino en todo momento, para evitar la transmisión por vía respiratoria. Si dispone de ellas, utilice toallitas antibacterianas para limpiar una vez al día las encimeras y la superficie del cambiador de pañales.

Procure que sus hijos tengan siempre los mismos cuidadores para reducir el número de personas que entren en contacto con ellos. A estos cuidadores hay que inculcarles que se laven las manos con regularidad, eviten compartir todo aquello que entre en contacto con la boca (una taza, por ejemplo), y no se acerquen a ellos si se sienten enfermos. 

¿Qué debería hacer si mi hijo/a muestra síntomas de la COVID-19? ¿Corre algún riesgo si lo llevo al médico?

Si a tu niña o a tu niño le duele la garganta, tose o tiene fiebre, llama a tu médico para que te aconseje qué hacer antes de llevarlos al centro de salud. Puede que la clínica haya adoptado algún régimen especial para reducir la propagación de la infección a otras personas. Si tienen síntomas más graves, como dificultad para respirar, o se muestran excepcionalmente cansados, llama al teléfono de emergencia o llévalos al servicio de urgencias más cercano.

Los síntomas de la mayoría de los niños con la COVID-19 suelen ser suaves, o incluso no tienen ninguno. Pero es importante proteger a las personas más mayores y a las más vulnerables a contraer infecciones graves. De manera que debes mantener a tus hijos en casa si crees que han estado expuestos a la COVID-19 o que tienen el virus, pero asegúrate de llamar a su pediatra o a un trabajador social para que te aconseje qué hacer.

Al igual que con otras infecciones respiratorias, como la gripe, busca atención médica cuanto antes en caso de que tú o tu niño tenga algún síntoma. Trata de evitar ir a espacios públicos (lugares de trabajo, escuelas, o transportes públicos), y no estés directamente en contacto con personas de edad avanzada o con familiares inmunocomprometidos. Si la familia también incluye una persona de edad avanzada, es recomendable separar las diferentes generaciones dentro de la casa.

¿Debería hacerles a mis hijos la prueba de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19)?

No hace falta que les hagas una prueba si están sanos y no muestran ningún síntoma (fiebre, tos o dificultad respiratoria). De lo que sí debes asegurarte es de adoptar las medidas esenciales para proteger a tu familia contra la COVID-19.

Fuente: https://www.unicef.org/es/coronavirus/vacunas-y-covid19-lo-que-los-padres-deben-saber

7 consejos para fomentar la autonomía en los niños

El desarrollo de la autonomía es prioritario en la educación de los niños. Gracias a la mejora de su autonomía, el niño será capaz de realizar por sí mismo y sin la ayuda de los demás aquellas tareas que son propias de su edad.

El hábito de autonomía en los niños les permitirá ser independientes y les dotará de la iniciativa necesaria para progresar en su aprendizaje y manejarse satisfactoriamente en sus relaciones con los demás. 

El aprendizaje de la autonomía en los niños

El aprendizaje de la autonomía depende de dos factores:

– El ritmo madurativo del niño, ya que no todos los niños se van desarrollando de la misma manera ni al mismo compás.

– La educación recibida de sus padres. Siendo este el factor más importante y un componente que se puede controlar.

Es importante que los niños hagan de manera independiente el mayor número de actividades que puedan realizar solos y no conlleven peligro. Estas tareas se engloban en hábitos de autonomía que son fundamentales en su educación:

– Vestirse. El niño debe aprender a vestirse y desvestirse solo, elegir qué ponerse, cuidar sus pertenencias, etc.

– Vida social. En lo referente a las relaciones sociales existen pequeñas tareas que el niño puede ir realizando en la búsqueda de su independencia. Hábitos como saber esperar su turno, pedir las cosas por favor, saber escuchar, saludar a los conocidos, etc. 

– Higiene. Ya desde muy pequeños aprender a controlar esfínteres. Es cuando deja el pañal el momento clave donde el niño se ve independiente. Todas las actividades referidas a la higiene personal son importantes, desde el cepillado de dientes, lavarse las manos, etc.

– Comer. Saber usar los cubiertos, comer solos, respetar las normas sentados a la mesa, son actividades que el niño debe aprender y realizar con independencia a medida que avance en su desarrollo.

Consejos para fomentar la autonomía en los niños

Conseguir que el niño sea autónomo es un proceso en donde los padres deben ser un apoyo y una guía. Y en el que los niños han de sentirse seguros para aprender a tomar decisiones. Para facilitar este proceso os dejamos unos consejos:

– Evitar acelerar el ritmo en el desarrollo de la autonomía queriendo que lo haga todo ‘él solito‘ lo más pronto posible. Es contraproducente exigir al niño hacer cosas sin que haya alcanzado el grado de madurez adecuado para realizar las tareas que se le piden.

– Evitar hacer todo por ellos. En el otro extremo podemos encontrar a padres sobreprotectores que no dejan intentar hacer tareas a los niños para las que están ya preparados. No les dan margen para equivocarse ni aprender de sus propios errores. En conclusión, se debe aceptar la necesidad de independencia del niño aceptando que el niño ha crecido y darle su propio espacio.

– Ser comunicativos. Hablar con los niños desde el respeto y la empatía es fundamental para enseñarles a ser autónomos. Gracias a ello el niño tendrá la confianza necesaria con el adulto para manifestar su deseo de hacer las cosas por sí mismo utilizando tanto el lenguaje verbal como el gestual.

– Dar seguridad al niño a través del establecimiento de límites y normas. Si el niño convive con unos límites claros y lógicos le dará la seguridad necesaria para actuar por sí mismo.

– Apoyar sus logros. El niño debe sentir el apoyo y el interés de los adultos de su entorno a medida que van evolucionando sus capacidades y va realizando con éxito tareas de manera independiente.

– Valorar su esfuerzo. Cuando el niño cometa errores y no avance los adultos deben enseñar a los pequeños a tolerar su frustración y enseñarles que a través del esfuerzo y los fallos se aprende mejor.

– Ofrecer escenarios donde pueda practicar. Ir dándole tareas sencillas de la vida cotidiana que el niño pueda realizar solo recordando los pasos que tiene que hacer e ir disminuyendo esta ayuda a medida que el niño no la necesite.

Fuente: https://www.guiainfantil.com/articulos/educacion/autonomia/7-consejos-para-fomentar-la-autonomia-en-los-ninos/

Colegios privados en Bogotá iniciarán calendario con clases virtuales

El anuncio se dio debido a la alerta roja hospitalaria, a causas del Covid-19 en Bogotá.

Estudiantes de colegios privados no entrarán a clases presenciales.
Foto: Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

Bogotá pasa por una difícil situación hospitalaria, que lo ha llevado a tomar decisiones como los cierres sectorizados y generales de diferentes localidades, y el aplazamiento de la presencialidad de los colegios públicos de la ciudad. Es por esto, que el Distrito anunció que las instituciones educativas privadas iniciarán su calendario académico de manera virtual.

Desde el mes de septiembre del año 2020, los colegios privados, de manera voluntaria, se acogieron al El plan de reapertura GPS, con el que le solicitaron a la Alcaldía el regreso de las clases presenciales. «A la fecha hay 510 instituciones privadas que han presentado sus protocolos de bioseguridad, que fueron certificados y habilitados por las secretarías de Salud y Educación, para prestar el servicio educativo. Sin embargo, por la alerta roja hospitalaria, y la alta transmisión del Coronavirus, las actividades educativas deberán reactivarse de manera no presencial», dijo Deidamia García Quintero, subsecretaria de integración institucional de Educación.

Estos centros educativos iniciarán su calendario académico desde el mes de febrero, con «el diseño y desarrollo de didácticas activas y experienciales que vayan desde la pedagogía por proyectos hasta el uso y apropiación de recursos educativos dispuestos en radio, televisión y el portal educativo Red Académica«, según lo sugirió el ente educativo.

La secretaría de Educación instó a los colegios y jardines privados que no se han inscrito en el plan de reapertura para que lo hagan y sean certificados para su reapertura. Igualmente, hizo un llamado para que continúen el diligenciamiento del reporte de alertas tempranas por enfermedad respiratoria de sus estudiantes matriculados. 

«Esperamos que el comportamiento de los indicadores monitoreados sea positivo, para reiniciar de manera gradual, progresiva y segura las actividades presenciales en las instituciones que ya han sido habilitadas. Hacemos un llamado a los jardines y colegios que no han surtido el proceso de habilitación para que lo continúen o inicien”, explicó Edna Bonilla secretaria de Educación.

Fuente: https://www.eltiempo.com/bogota/bogota-colegios-privados-iniciaran-su-calendario-con-clases-virtuales-560744

8 consejos para el regreso de los niños a clases presenciales

Regreso a clases presenciales. Foto: Pixabay.

Las familias se debaten entre el miedo al contagio y la necesidad que los niños retomen sus rutinas. Estas recomendaciones pueden ser de ayuda.

Luego de siete meses de cuarentena, los ministerios tanto de Salud y Protección Social, como de Educación, han autorizado el modelo de semipresencialidad en los colegios que cumplen con los requerimientos y protocolos establecidos.

Sin embargo, muchas familias con hijos en etapa preescolar y escolar tienen dudas sobre la conveniencia de enviar a sus hijos a clases. Se debaten entre el miedo al contagio y la necesidad de los niños de volver a sus rutinas y reencontrarse con sus amigos.

Natalia Restrepo, Médica Pediatra Neonatóloga, Decana de la Facultad de Medicina de la Fundación Universitaria Sanitas, recalca que “el virus está por todas partes, y es muy difícil saber exactamente cuándo y dónde puede ocurrir un contagio, lo que sí podemos hacer es maximizar en todo lo posible, las medidas de prevención, tanto en los colegios y universidades, como en casa”.

Por eso, a continuación se presentan ocho recomendaciones para minimizar los riesgos y llevar el regreso a clases de la mejor manera. 

#1.   Dialogar con los niños: es importante hacerlos parte de la decisión, explicarles qué es el Covid-19, por qué es necesario guardar distanciamiento y cuáles son las condiciones para volver al colegio. La decisión de volver debe tomarse en familia, si el niño no se siente cómodo saliendo, no se le debe obligar. 

#2. Comorbilidades: lo más responsable con los niños con comorbilidades como la obesidad, complicaciones respiratorias, trastornos de inmunodeficiencia o enfermedades crónicas, es continuar en casa y ser lo más precavidos posible con las medidas de bioseguridad. 

#3. Inculcar una rutina de autocuidado: desde el hogar se debe establecer cómo debe ser el cuidado ante el virus y explicarles a los niños el por qué, en especial, ahora que estarán acudiendo a un lugar en donde compartieron con otras personas. En ese sentido se debe establecer, por ejemplo, que al llegar a casa deben higienizar y quitarse los zapatos, bañarse inmediatamente, lavarse las manos y usar tapabocas en todo momento. 

#4. Esquemas de vacunación al día: los niños deben tener sus vacunas al día. Porque mientras circula el Covid-19, también hay temporada de influenza o brotes de otros virus que se pueden evitar. 

#5. Dar ejemplo: los niños imitan las conductas de sus padres o cuidadores, por eso es fundamental enseñarles el correcto uso del tapabocas, el lavado frecuente y correcto de manos y el distanciamiento social.

#6. Pedagogía del virus: tanto los padres como los docentes deben educar a los niños sobre los riesgos del virus, las medidas de seguridad, el por qué algunas cosas son diferentes y generar conciencia sobre el autocuidado. 

#7. Tener hábitos saludables: para mejorar el sistema inmunológico, la atención y la energía en quienes regresan al colegio, es importante fomentar hábitos saludables como la buena alimentación, el correcto descanso y la actividad física frecuente. 

#8. Controles de crecimiento y desarrollo: por el miedo al contagio, se redujo la asistencia a controles de crecimiento y desarrollo. Es importante retomar estas consultas para vigilar el estado de salud del infante. Sobre todo si la decisión familiar es que vayan al colegio.

Fuente: https://www.valoraanalitik.com/2020/10/24/8-consejos-para-el-regreso-de-los-ninos-a-clases-presenciales/

Profesores deben estar entre los primeros en recibir vacuna contra covid-19: Unesco

La Unesco pidió el lunes a los gobiernos que den prioridad a los maestros en el acceso a las nuevas vacunas.

Mejorar la conectividad y capacitar a los profesores y padres de familia son algunos de los retos. / Getty Images

Los maestros, para los expertos de la Unesco, deberían ser contados entre los trabajadores de “primera línea” y, por lo tanto, figurar entre los primeros en recibir vacunas contra la Covid-19.

“Al ver los avances positivos en relación con la vacunación, creemos que los docentes y el personal de apoyo a la educación deben ser considerados un grupo prioritario”, dijo la jefa de la Unesco, Audrey Azoulay, en un mensaje conjunto en vídeo con el director de la organización de docentes de la Internacional de la Educación (IE), David Edwards.

Azoulay y Edwards señalaron que cuando se cerraron las escuelas y otros centros educativos para evitar la propagación del virus, “los docentes y el personal de apoyo permanecieron en primera línea”.

A medida que las clases se trasladaron a Internet “reinventaron la forma en que enseñamos, aprendemos”, dijeron. Y cuando las escuelas reabrieron, los maestros regresaron “valientemente” a las aulas.

Destacando que las escuelas son “irreemplazables”, la Unesco, con sede en París, y la IE, con sede en Bruselas, pidieron que los docentes estén entre los primeros de la fila para ser vacunados.

El llamamiento se produce el mismo día en que Estados Unidos, el país que ha sufrido más muertes por la pandemia, arrancó una vasta campaña de vacunación.

En un año, la pandemia mató a más de 1,6 millones de personas en el mundo y más de 72,1 millones se contagiaron, según un balance de la AFP del lunes.

Fuente: https://www.elespectador.com/noticias/educacion/profesores-deben-estar-entre-los-primeros-en-recibir-vacuna-contra-covid-19-unesco/

Unicef insiste en reapertura de colegios pese a presencia del covid-19

Unicef insiste en reapertura de colegios pese a presencia del covid-19

El organismo internacional aseguró que el cierre de escuelas debe ser el último recurso.

Se estima que actualmente hay 90 millones de menores afectados por el cierre de colegios en el mundo.
Foto: Juan Pablo Rueda Bustamante / El Tiempo

La Unicef realizó un nuevo llamado a mantener las escuelas del mundo abiertas, pese a la emergencia sanitaria de la covid-19. Esto, tras señalar que unos 90 millones de niños resultaron afectados en diferentes países por el cierre de los centros educativos.

Según explicó el organismo internacional en su más reciente pronunciamiento, la necesidad de continuar con las actividades académicas obedece a que “la evidencia ha demostrado que no hay relación entre la operación regular de las escuelas y la transmisión comunitaria del coronavirus”.

Y es que pese a que se ha dado una reapertura progresiva en varias partes, las nuevas olas de contagio han llevado a muchos gobiernos a volver a ordenar el cierre de colegios, lo cual es visto por la organización como un riesgo para el proceso de aprendizaje de los menores.

De acuerdo con datos de la ONU, al primero de diciembre el 20 por ciento de los estudiantes del mundo se encuentran sin recibir clases por el cierre de los colegios.

Según Robert Jenkins, jefe de Educación de Unicef, “pese a todo lo que hemos aprendido sobre la covid-19, el papel de las escuelas en la transmisión comunitaria y las medidas que podemos tomar para mantener a los niños seguros en la escuela, nos estamos moviendo con mucha rapidez en la dirección equivocada”.

Ante esto, la Unicef pidió a los gobiernos dar prioridad a la apertura de los centros escolares, teniendo en cuenta todas las recomendaciones de bioseguridad para garantizar el estado de salud de los menores y docentes.

Así mismo, Jenkins aseguró que la evidencia científica demuestra que los colegios no son grandes centros de propagación del virus, por lo que su cierre debería ser un último recurso y no de las primeras medidas para frenar el avance de la pandemia.

“En algunos casos, los cierres son nacionales en vez de localizados y los niños continúan sufriendo los impactos devastadores que esto tiene en su aprendizaje, bienestar mental y físico y su seguridad”, recalcó Jenkins.

De acuerdo con el organismo, existen otras razones para priorizar el retorno a las aulas. Una de ellas es que niños en condición de vulnerabilidad suelen depender de los alimentos suministrados en los colegios. De igual forma, estos espacios también representan entornos seguros para menores que viven en entornos de violencia.

Según Jenkins, esto sería evidencia de que mantener funcionando las escuelas trae más beneficios a corto, mediano y largo plazo que cerrarlas. También recordó el elevado costo de seguir con clases suspendidas, lo cual hace unos meses llevó a la Unicef y la Unesco a sostener que la actual es una “catástrofe educativa”.

Fuente: https://www.eltiempo.com/vida/educacion/unicef-insiste-en-regreso-a-clases-con-reapertura-de-colegios-pese-a-presencia-del-covid-19-553739