fbpx --

Colegio – Privado / Calendario – A / Mixto – Bogotá / Av. Boyacá con Calle 181

PBX: +57 (1) 671 5616

Admisiones: +57 318 7356105

3 pautas para crear un buen hábito de estudio en los niños

Cómo ayudar a nuestro hijo a establecer una buena rutina de estudio

“Lo que más me cuesta es ponerme a estudiar, después, cuando empiezo, ya no me resulta difícil hacerlo” Esta es una de las frases que he escuchado a menudo a los niños y adolescentes, cuando hablamos de la importancia de estudiar cada día.  Y es que crear un hábito de estudio en los niños supone establecer una garantía de éxito en la formación de nuestros hijos. 

Un éxito que debe contener dos aspectos igualmente importantes: por un lado, el progreso en el aprendizaje y por el otro, unos buenos resultados en las calificaciones, siendo ambos imprescindibles para considerar que nuestro hijo progresa en su formación. 

Por qué debemos crear un buen hábito de estudio en los niños 

Cómo crear un buen hábito de estudio en los niños

¿Cuál es la base que sustenta este progreso? Por una parte es el trabajo diario, que incluye el esfuerzo del niño, y por otro, el gusto por el aprendizaje que debe estar presente en toda su formación. En el fomento de ambos aspectos, los padres tenemos un importante papel. 

Nuestra función educativa en el estudio incluye: animarle cuando lo necesite, establecer límites sobre lo que es beneficioso (por ejemplo, estudiar en silencio) y aquello que no lo es (por ejemplo, no es recomendable estudiar de noche); y también incluirá ayudarle a solucionar las dificultades. A todos estos aspectos suele enfrentarse cada padre y madre, cuando trata los aspectos formativos de su hijo o hija.

El recurso básico que garantiza el éxito al abordar toda esta labor educativa en el estudio es precisamente establecer una disciplina de trabajo, un hábito de estudio que nuestro hijo lleve a cabo con gusto y motivación. Este hábito le va a evitar los “atracones finales” para estudiar un examen o los despistes, así como le permitirá fijar los conocimientos del curso como un aprendizaje de base para su vida académica.

3 claves para lograr el éxito en el estudio de los niños

Estas tres pauta nos ayudarán a crear un buen hábito de estudio en los niños:

1. Crear una rutina diaria 

Consiste en establecer una inercia de trabajo que el niño llevará a cabo durante la semana y que vamos a incorporar a la dinámica habitual familiar. 

Decidimos con él o ella lo que haremos por la tarde. Dependiendo de su edad, a partir de los 6 años en que empieza la Educación Primaria, establecemos el tiempo que va a dedicar al estudio. Cuanto más fijo sea este tiempo, mucho mejor para que el niño cree el hábito. Así, por ejemplo, como pauta estándar, podemos establecer que empieza a estudiar después de merendar. Cuando el niño llegue al colegio cada día con sus deberes realizados y vea la forma en que su profesor aprecia su trabajo con una buena nota o con un comentario favorable, irá viendo el valor de esta pauta y él mismo se animará a seguir manteniéndola. 

Generalmente una rutina realizada durante tres semanas suele establecerse como hábito de manera natural en el niño.  Por tanto, es importante que nosotros facilitemos en la medida de lo posible que esa rutina no se vea alterada a menudo.

2. Establecer un lugar fijo para estudiar

Con su acuerdo, preparamos un lugar en el que nuestro hijo se sienta a gusto y libre de distracciones: un espacio en su habitación o un espacio de la casa que será destinado para este fin. En cualquier caso, será un lugar donde pueda colocar y organizar sus libros junto con el material escolar para tenerlo todo a mano. Saber que tiene este lugar fijo, le facilita ponerse a estudiar y a la vez le genera una sensación agradable de organización.

3. Valorar el trabajo de nuestro hijo 

La valoración y aprecio del esfuerzo continuado que nosotros le demos por el trabajo que ha hecho, va a facilitar que él continúe llevándolo a cabo. Una sencilla y sincera frase como “Has hecho todas las tareas y el repaso, ahora puedes irte a jugar” acompañado de una expresión de satisfacción, ayudará a que al día siguiente nuestro hijo se siente de nuevo a la hora establecida para hacerlos. 

Por último, recordemos que facilitar que el niño desarrolle este hábito está generando a largo plazo que establezca la capacidad de concentración y de constancia que va a necesitar a lo largo de todo su vida para conseguir cualquier meta que merezca la pena. 

Fuente: https://www.guiainfantil.com/articulos/educacion/aprendizaje/3-pautas-para-crear-un-buen-habito-de-estudio-en-los-ninos/

7 formas de despertar la creatividad de los niños

Pintar, dibujar, escribir, crear, fabricar, pensar, soñar, jugar… Son procesos todos ellos que despiertan la creatividad de los niños y les ayudan a desarrollar su capacidad de crecer y potenciar su capacidad analítica y de resolver problemas. La creatividad debe estimularse desde las primeras etapas y con ello estaremos favoreciendo el aprendizaje de los niños.

Hay niños extremadamente creativos, a los que no hace falta estimular porque constantemente piensan e idean formas diferentes de jugar o hacer sus tareas. Otros no lo son tanto, pero para todos existen pautas que podemos seguir los padres para potenciarla y alimentarla.

7 ideas para estimular la creatividad infantil

1- No frenar al niño: muchas veces paramos el ingenio del niño para evitar desastres como que no se manchen con las témperas o que el suelo termine lleno de plastilina. Es conveniente prepararle un rincón donde puedan ensuciarse sin problema. Ya sea colocando un mantel de plástico en el suelo o papeles de periódico.

2- Acerca el arte al niño: no sólo es conveniente ir a museos, sino que también podemos enseñarles los cuadros que han pintado otros artistas a través de libros o incluso Internet. Además, cada vez que el niño realice un dibujo podemos profundizar en él e instarle a que nos cuente por qué utilizó esos colores o por qué dibujó aquello de esta u aquella forma.

3- Invita al niño a que piense por sí mismo: no le digas cómo ha de hacerlo o qué colores debe utilizar. Deja que pruebe colores o formas y ayúdale con consejos y orientaciones pero no obligándole a que siga unos dictados.

4- No corrijas al niño: es posible que pinte manos con tres dedos y cabezas enormes, pero es su manera de hacerlo, está en proceso de aprendizaje y está perfilando sus dibujos. Si le corregimos constantemente puede frustrarse al sentir que lo hace mal.

5- Deja que piense a lo loco: anímale a que exprese ideas disparatadas o cosas sin sentido. Está desarrollando su ingenio.

6- Fomenta sus gustos: utilizar sus intereses para desarrollar actividades en torno a ellas. Si le gustan los trenes podría crear un tren de cartón o si le gusta actuar podría preparar una representación.

7- Habla y pregunta al niño: puedes hacerle preguntas sobre cómo cree él que consiguen volar los aviones o cómo sería vivir en la era de los dinosaurios. Potenciarás su fantasía y creatividad.

Fuente: https://www.guiainfantil.com/articulos/educacion/aprendizaje/7-formas-de-despertar-la-creatividad-de-los-ninos/

Recordatorio comienzo de Actividades Escolares 2021

Apreciados Padres de Familia,

Reciban un cordial saludo.

En nombre del Grupo Educativo Nueva Inglaterra y del Gimnasio Toscana les enviamos un especial saludo de bienvenida a las actividades escolares programadas para el año 2021. Es nuestro deseo que haya bienestar y salud para cada uno de los integrantes de nuestra comunidad, así como para todos los colombianos que atravesamos tiempos difíciles. Nuestro saludo es de optimismo y de alegría porque estamos seguros que hemos sembrado esperanza y un espíritu de superación en cada uno de nosotros y estamos plenamente seguros de que este año estará acompañado de bendiciones y fortaleza.

Esta circular es complementaria y recordatoria de la anterior (01) emanada de Rectoría y tiene como objetivo mantener abierta la comunicación con las familias.

  1. El viernes 29 de enero nuestros estudiantes podrán consultar el horario de clases a través de la página web del colegio.
  2. Los estudiantes nuevos tendrán una jornada de inducción virtual el 29 de enero de 10:00 – 12:00 del día, a través de una invitación en meet que recibirán en su cuenta de correo institucional de Gmail. Para que los estudiantes nuevos conozcan su correo institucional de Gmail, por favor ingresar a CIBERCOLEGIOS el 25 de enero allí se les notificará su cuenta.
  3. El primer día de clases está dispuesto para los alumnos nuevos y antiguos el lunes 1 de febrero a las 8:00 de la mañana. Nuestro inicio de clases será virtual. En la inducción se explicará el procedimiento para el ingreso a las aulas virtuales.
  4. El horario de clases está diseñado de 8:00 de la mañana a 2:45 de la tarde con dos recesos, uno a mitad de mañana y otro en franja de almuerzo.
  5. El comienzo de actividades presenciales bajo el modelo de alternancia comenzará en cuanto la Secretaría de Educación autorice el proceso para toda la ciudad de Bogotá.
  6. Los padres de familia deben autorizar la modalidad de alternancia (cuando sea permitida), enviando el respectivo consentimiento informado al correo Para continuar leyendo ingresa a https://cibercolegios.com/

Las vacunas y la COVID-19: Lo que los padres deben saber

Como conseguir de forma segura las vacunas rutinarias para tus hijos durante la pandemia de la COVID-19.

UNICEF/UNI316669/Frank Dejongh

El brote de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) ha traído consigo el miedo y la incertidumbre. Muchos padres se preguntan cuándo habrá una vacuna contra la COVID-19 y cómo aplicar las vacunas rutinarias durante la pandemia. Aquí estamos para responder a las preguntas más frecuentes.

¿Cuándo estará disponible la vacuna contra la enfermedad por coronavirus (COVID-19)?

Desarrollar una vacuna segura y eficaz lleva tiempo, pero gracias a la inversión sin precedentes en investigación y desarrollo y a la cooperación global, los científicos han podido desarrollar una vacuna contra la COVID-19 en un tiempo récord, sin dejar de mantener una normativa sólida, basada en la evidencia y rigurosos estándares. 

El 31 de diciembre de 2020, la OMS incluyó la vacuna de ARNm COVID-19 de Pfizer / BioNTech (BNT162b2) para uso de emergencia, lo que la convierte en la primera en recibir la validación de emergencia de la OMS desde que comenzó el brote un año antes. En la actualidad se están desarrollando más de 200 posibles vacunas adicionales (56 en desarrollo clínico y 166 en desarrollo preclínico), y muchas de ellas se están probando en ensayos clínicos. Algunas de estas posibles vacunas se encuentran en la fase 3 de los ensayos clínicos, el último paso antes de aprobar una vacuna. 

¿Debo mantener durante la pandemia de la COVID-19 la rutina de vacunación de mi hijo?

Aunque la COVID-19 esté alterando nuestras vidas diarias, la respuesta es sí. Procura seguir la rutina de vacunación de tu hijo o hija en los servicios sanitarios que haya disponibles. Es importante que los niños y los bebés mantengan al día sus vacunas porque les protegen de las enfermedades graves. Eso significa que cuando tus hijos puedan volver a interactuar con otros niños, unos y otros estarán asimismo protegidos de otras enfermedades.

Si no tienes la certeza de que tu centro de vacunación esté funcionando como de costumbre, consulta a tu médico. Puesto que la situación de la COVID-19 varía cada día, puede que los profesionales sanitarios modifiquen el modo de atender a sus pacientes a medida que cambia la situación. En caso de que el centro de salud no pueda poner las vacunas a tu hijo en la fecha prevista, anótalo para acordarte y vuelve a intentarlo tan pronto como los servicios se reanuden.

¿Qué se puede aprender del brote de la Covid-19? ¿Qué nos puede enseñar en relación a otras enfermedades y a la decisión de vacunarnos?

Este brote nos recuerda lo valiosas que son las vacunas. Nos demuestra que cuando se dispone de vacunas para una enfermedad, debemos mantener al día el esquema de vacunación de nuestros hijos y el nuestro propio. Sin la protección de las vacunas, las enfermedades se pueden propagar rápidamente y con terrible consecuencias. Por ejemplo, el sarampión y otras afecciones siguen siendo un riesgo constante. Somos afortunados de contar con la protección de vacunas contra estas enfermedades. 

¿Cómo actúan las vacunas?

Las vacunas ayudan a educar a nuestro sistema inmunológico para que luche contra las infecciones. Para ello se introduce en el cuerpo la forma inactivada de un germen, sea una bacteria o un virus. Al estar inactivado, el germen no puede enfermarnos. Por el contrario, activa el sistema inmune de nuestro organismo y produce las defensas llamadas anticuerpos. En adelante, si en alguna ocasión vuelves a coger el virus, tu sistema inmunológico ya sabrá cómo combatirlo.

¿Dónde puedo encontrar la guía de vacunas más reciente?

Contacta con tu médico, consulta las páginas web de las autoridades nacionales y locales y sigue la orientación que ofrecen a OMS y UNICEF.

¿Cómo puedo protegerme, y proteger a los demás, de la COVID-19?

Estas son algunas de las precauciones que tú y tú familia pueden tomar y que ayudarán a evitar la infección:

  • Lávate con frecuencia las manos con agua y jabón o con un desinfectante de manos a base de alcohol.
  • Evita tocarte la cara, especialmente los ojos, la nariz y la boca.
  • Si estornudas o toses, cúbrete la boca y la nariz con el antebrazo o con un pañuelo desechable. Tíralo inmediatamente después de usarlo.
  • Evita los lugares concurridos y el contacto directo con la gente. Mantente a una distancia segura de cualquier persona con síntomas de resfriado o gripe.
  • Evita estrechar la mano, abrazar o besar a la gente. Evita compartir alimentos, cubiertos, tazas y toallas.
  • Limpia y desinfecta las superficies que se tocan con más frecuencia, así como los teléfonos, pomos de las puertas, interruptores de la luz, mandos a distancia y encimeras.
  • Quédate en casa si no te sientes bien, incluso si tienes algo de fiebre y toses.
  • Lleva mascarilla si toses, estornudas o si estás cuidando a alguien de quien se sospecha que tiene la COVID-19. Los trabajadores sanitarios deben usar mascarillas médicas.

Tengo un bebé menor de año. ¿Cómo puedo protegerlo de la COVID-19?

Además de todos los consejos ofrecidos sobre lavarse las manos, guardar la distancia física y mantener las medidas de higiene, los padres y las madres tienen que extremar sus cuidados para proteger a los menores de la infección. A ser posible, las madres deberían amamantar a su bebé. Hasta ahora, ninguna investigación ha demostrado que la leche materna pueda transmitir el virus, pero en caso de que una madre dé el pecho a su bebé tendrá que seguir las habituales medidas de higiene y protección respiratoria, no solo mientras lo amamanta sino en todo momento, para evitar la transmisión por vía respiratoria. Si dispone de ellas, utilice toallitas antibacterianas para limpiar una vez al día las encimeras y la superficie del cambiador de pañales.

Procure que sus hijos tengan siempre los mismos cuidadores para reducir el número de personas que entren en contacto con ellos. A estos cuidadores hay que inculcarles que se laven las manos con regularidad, eviten compartir todo aquello que entre en contacto con la boca (una taza, por ejemplo), y no se acerquen a ellos si se sienten enfermos. 

¿Qué debería hacer si mi hijo/a muestra síntomas de la COVID-19? ¿Corre algún riesgo si lo llevo al médico?

Si a tu niña o a tu niño le duele la garganta, tose o tiene fiebre, llama a tu médico para que te aconseje qué hacer antes de llevarlos al centro de salud. Puede que la clínica haya adoptado algún régimen especial para reducir la propagación de la infección a otras personas. Si tienen síntomas más graves, como dificultad para respirar, o se muestran excepcionalmente cansados, llama al teléfono de emergencia o llévalos al servicio de urgencias más cercano.

Los síntomas de la mayoría de los niños con la COVID-19 suelen ser suaves, o incluso no tienen ninguno. Pero es importante proteger a las personas más mayores y a las más vulnerables a contraer infecciones graves. De manera que debes mantener a tus hijos en casa si crees que han estado expuestos a la COVID-19 o que tienen el virus, pero asegúrate de llamar a su pediatra o a un trabajador social para que te aconseje qué hacer.

Al igual que con otras infecciones respiratorias, como la gripe, busca atención médica cuanto antes en caso de que tú o tu niño tenga algún síntoma. Trata de evitar ir a espacios públicos (lugares de trabajo, escuelas, o transportes públicos), y no estés directamente en contacto con personas de edad avanzada o con familiares inmunocomprometidos. Si la familia también incluye una persona de edad avanzada, es recomendable separar las diferentes generaciones dentro de la casa.

¿Debería hacerles a mis hijos la prueba de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19)?

No hace falta que les hagas una prueba si están sanos y no muestran ningún síntoma (fiebre, tos o dificultad respiratoria). De lo que sí debes asegurarte es de adoptar las medidas esenciales para proteger a tu familia contra la COVID-19.

Fuente: https://www.unicef.org/es/coronavirus/vacunas-y-covid19-lo-que-los-padres-deben-saber

7 consejos para fomentar la autonomía en los niños

El desarrollo de la autonomía es prioritario en la educación de los niños. Gracias a la mejora de su autonomía, el niño será capaz de realizar por sí mismo y sin la ayuda de los demás aquellas tareas que son propias de su edad.

El hábito de autonomía en los niños les permitirá ser independientes y les dotará de la iniciativa necesaria para progresar en su aprendizaje y manejarse satisfactoriamente en sus relaciones con los demás. 

El aprendizaje de la autonomía en los niños

El aprendizaje de la autonomía depende de dos factores:

– El ritmo madurativo del niño, ya que no todos los niños se van desarrollando de la misma manera ni al mismo compás.

– La educación recibida de sus padres. Siendo este el factor más importante y un componente que se puede controlar.

Es importante que los niños hagan de manera independiente el mayor número de actividades que puedan realizar solos y no conlleven peligro. Estas tareas se engloban en hábitos de autonomía que son fundamentales en su educación:

– Vestirse. El niño debe aprender a vestirse y desvestirse solo, elegir qué ponerse, cuidar sus pertenencias, etc.

– Vida social. En lo referente a las relaciones sociales existen pequeñas tareas que el niño puede ir realizando en la búsqueda de su independencia. Hábitos como saber esperar su turno, pedir las cosas por favor, saber escuchar, saludar a los conocidos, etc. 

– Higiene. Ya desde muy pequeños aprender a controlar esfínteres. Es cuando deja el pañal el momento clave donde el niño se ve independiente. Todas las actividades referidas a la higiene personal son importantes, desde el cepillado de dientes, lavarse las manos, etc.

– Comer. Saber usar los cubiertos, comer solos, respetar las normas sentados a la mesa, son actividades que el niño debe aprender y realizar con independencia a medida que avance en su desarrollo.

Consejos para fomentar la autonomía en los niños

Conseguir que el niño sea autónomo es un proceso en donde los padres deben ser un apoyo y una guía. Y en el que los niños han de sentirse seguros para aprender a tomar decisiones. Para facilitar este proceso os dejamos unos consejos:

– Evitar acelerar el ritmo en el desarrollo de la autonomía queriendo que lo haga todo ‘él solito‘ lo más pronto posible. Es contraproducente exigir al niño hacer cosas sin que haya alcanzado el grado de madurez adecuado para realizar las tareas que se le piden.

– Evitar hacer todo por ellos. En el otro extremo podemos encontrar a padres sobreprotectores que no dejan intentar hacer tareas a los niños para las que están ya preparados. No les dan margen para equivocarse ni aprender de sus propios errores. En conclusión, se debe aceptar la necesidad de independencia del niño aceptando que el niño ha crecido y darle su propio espacio.

– Ser comunicativos. Hablar con los niños desde el respeto y la empatía es fundamental para enseñarles a ser autónomos. Gracias a ello el niño tendrá la confianza necesaria con el adulto para manifestar su deseo de hacer las cosas por sí mismo utilizando tanto el lenguaje verbal como el gestual.

– Dar seguridad al niño a través del establecimiento de límites y normas. Si el niño convive con unos límites claros y lógicos le dará la seguridad necesaria para actuar por sí mismo.

– Apoyar sus logros. El niño debe sentir el apoyo y el interés de los adultos de su entorno a medida que van evolucionando sus capacidades y va realizando con éxito tareas de manera independiente.

– Valorar su esfuerzo. Cuando el niño cometa errores y no avance los adultos deben enseñar a los pequeños a tolerar su frustración y enseñarles que a través del esfuerzo y los fallos se aprende mejor.

– Ofrecer escenarios donde pueda practicar. Ir dándole tareas sencillas de la vida cotidiana que el niño pueda realizar solo recordando los pasos que tiene que hacer e ir disminuyendo esta ayuda a medida que el niño no la necesite.

Fuente: https://www.guiainfantil.com/articulos/educacion/autonomia/7-consejos-para-fomentar-la-autonomia-en-los-ninos/