Historia

En el año 1957, con el más noble sentimiento de dimensión y servicio social, nace el GIMNASIO TOSCANA, bajo la iniciativa y propiedad de la Licenciada en Ciencias de la Educación, especializada en Biología y Química, Señora Alix Ortiz de Rodríguez, nombre dado en honor a su Hija Sonia Cristina, ubicado inicialmente en el barrio la Soledad y luego en el Nogal donde sus condiciones geográficas, urbanísticas y poblacional conjugaban en su momento histórico. Cumplir con las condiciones requeridas para el ambiente y entorno educativo adecuadas, dada las particularidades socioculturales humanas, intelectuales, morales de sus habitantes y el tipo de construcciones arquitectónicas aptas de fácil acondicionamiento físico que permitían cumplir los requerimientos legales escolares exigidos por el Ministerio de Educación Nacional.

Inicia con los cinco niveles de Básica Primaria, en el año de 1963 amplió sus niveles de básica secundaria, dejando legalizada su obtención de reconocimiento y aprobación de dichos niveles por el Ministerio de Educación Nacional.

En el año de 1.972 el Gimnasio Toscana pasa a ser propiedad de la Licenciada en Ciencias de la Educación y especializada en Matemáticas y Física SEÑORA OMAIRA SEGURA DE POSADA, quien siguió todos los procedimientos exigidos por el MEN para cumplir con los requisitos con el fin de obtener nuevamente la aprobación total de: Preescolar, Básica Primaria, Básica Secundaria y Media Vocacional. Con sus más altos sentimientos y decisiones, materializadas en la obtención del logro empresarial, como fuente de trabajo, noble y digno de todo elogio y reconocimiento, característico de las gestoras del Toscana y de manera particular de la Licenciada Omaira Segura de Posada, el Gimnasio se posiciona como uno de los centros educativos líderes en la ciudad de Bogotá, teniendo como objetivo fundamental educar hijos e hijas que contribuyan con sus valores y conocimientos no solamente a la familia sino a la sociedad.

En el año 1973, se construye la actual sede en el barrio San José de Bavaria, al norte de Bogotá, garantizando un ambiente propicio para el desarrollo de las actividades académicas, sociales y culturales. Su planta física, a través de los años, se ha ido modificando de acuerdo a las necesidades del momento pero siempre teniendo en cuenta nuestro objetivo fundamental el cual ha sido brindarle a nuestros niños y niñas un acompañamiento continuo y detallado de sus procesos académicos y convivenciales.

En el año 2016, el Gimnasio pasa a formar parte del prestigioso grupo educativo Nueva Inglaterra y bajo la dirección del Rector, Sr. Andrés Navas; se ha comenzado a escribir una nueva era para una institución que ha marcado la diferencia a través de muchas generaciones.

El Gimnasio Toscana, es un colegio Católico-Laico, de carácter Privado, Mixto, Calendario A, que te da la oportunidad de formarte como un ser humano integral en un ambiente familiar y cálido donde prima las buenas relaciones, la formación en valores. Con un programa bilingüe en primaria e ingles intensivo en bachillerato, buscamos ayudar a forjar tu proyecto de vida personal y profesional.

El Gimnasio, ha hecho historia a través de momentos que marcan la diferencia en sus estudiantes y egresados, y que han sido únicos: el amor a la vida, el sacrificio, el trabajo, el afecto y el esfuerzo; valores que han ido abriendo senderos al conocimiento, a la ciencia con alta exigencia académica, para así lograr formar personas de bien como respuesta a las exigencias sociales actuales.

Se han tenido en total 51 promociones de bachilleres

Está formada por dos triángulos: uno de color blanco y otro de color azul. Estos colores simbolizan la pureza, la transparencia de los ideales, la sencillez y demás virtudes inspiradas en MARÍA, Madre de Dios.

El escudo simboliza un libro abierto, cuyas páginas son una permanente invitación al conocimiento.

  • El COLOR ROJO simboliza el ímpetu y el espíritu emprendedor colombiano.
  • El COLOR AZUL, la armonía y el equilibrio entre los acontecimientos, las personas y los valores.
  • LA LUZ, que proviene de la ANTORCHA, colocada en la parte superior, expresa la sabiduría en el ser y en el actuar.

En general, nuestros signos pueden ser interpretados como paradigmas de una Institución joven, para un país que requiere la fuerza y la inquietud de la juventud, como respuestas de las exigencias sociales actuales.

Coro

Loor al claustro educativo Cristina de Toscana, que su lema siempre nos guíe ciencia, virtud, conquistar.

I

Con la ciencia la cima alcanzaremos avanzando por la vida sin temor, y a la patria de gloria cubriremos si las ciencias estudiamos con amor.

II

La virtud sea siempre nuestra amiga aprendamos hoy con ella a convivir, como estrella que ilumina nuestra vida y estandarte que llevemos al morir. Coro Loor al claustro educativo Cristina de Toscana, que su lema siempre nos guíe ciencia, virtud, conquistar.

III

El Espíritu de lucha nos distinga nunca dando, nunca dando un paso atrás, y por siempre nuestras metas sean cumplidas para el éxito mañana conquistar.

IV

Juventud del Gimnasio de Toscana reforcemos nuestras fuentes del saber, respondiéndole a la patria soberana con el fiel cumplimiento del deber.

Coro

Loor al claustro educativo Cristina de Toscana, que su lema siempre nos guíe ciencia, virtud, conquistar.

Santa Cristina de Toscana

Hoy nos dirigimos a ti,

como nuestra guía e intercesora

pidiendo al Padre que permanezcamos

como seres humanos íntegros, decididos y

dispuestos en bien de la humanidad.

Haz de nosotros testimonio de Fe,

Templanza, Sencillez y Honestidad.

Permítenos ser líderes de una concepción de persona

como respuesta a las exigencias sociales actuales.

Danos sensibilidad y compromiso

en la búsqueda de nuestros sueños e ideales

sin olvidar nuestra realidad familiar y social.

Y finalmente, oriéntanos y cúbrenos con tu bondad

para que con nuestros esfuerzos y acciones,

encontremos la excelencia en todas dimensiones

de nuestra personalidad.

Así sea.

Su historia es muy antigua. Santa Cristina pertenecía a la familia de los Ancios. Nació en Turín, población de Italia.

 

Desde muy joven se convirtió al cristianismo, por lo cual su padre Urbano, quien era oficial del emperador, deseaba librarla de la persecución a la que era sometida; decide entonces encerrarla en una torre con doce doncellas, pero en realidad lo que él y la madre deseaban, era obligarla a abjurar de la religión.

 

No obstante, Santa Cristina, convencida de sus principios e identidad moral, ética, religiosa, filosófica y humanista, permaneció siempre fiel, firme, convencida y consecuente con sus concepciones, creencias y acciones humanas y altruistas.

 

Se cuenta que, en una de sus firmes decisiones, por convicción y fidelidad a sus principios, tomó la estatuilla de los dioses fabricados en metales preciosos (oro y plata), los destruyó, vendió los fragmentos y el dinero lo repartió entre los pobres.

 

El padre y los jueces, enfurecidos por tales actos, la sometieron a despiadadas, sangrientas y holocaustas torturas; cuentan que se le sometió a la parrilla ardiente, al horno encendido, a mordeduras de serpientes, pero siempre fue salvada y liberada por la gracia y providencia divina y ella, a su vez, siguió siempre fiel, firme, invencible y convencida de sus principios y fe.

 

Santa Cristina se convirtió, entonces, en un testimonio más de las muchas y ejemplarizantes vírgenes y mártires de la humanidad, no sólo por sus convicciones ideológicas, religiosas y humanísticas, sino lo que es más significativo y trascendente a través de toda la historia, el ser recordada y exaltada al mérito como joven conjugada y definida en semblanza personal que lucha por dominar y lograr su autorrealización:

 

• Fiel a sus creencias y principios.

• Recia y firme en sus dones morales y espirituales.

• Con una clara y consolidada concepción y aceptación de la Providencia Divina.

• Es una joven vista como respuesta y testimonio de fe, templanza, entereza y entrega total a sus ideales.

• Con vitalidad y decisión.

• Con profundo sentido de vivencia, honradez y honestidad, lealtad a sus principios y causas, justicia y preocupación por el bien de la humanidad.

• Alto sentido de sensibilidad y consecuente con sus compromisos. Son muchos los documentos históricos sobre el culto a la joven mártir Cristina, patrona de Balseno, el pueblito de Italia. Su fiesta se celebra el 24 de julio.

Síguenos en

Contáctenos

- Dirección:
Cra. 72 No.181-70
San José de Bavaria, Bogotá. Colombia

- E-mail:
contacto@toscana.edu.co

- PBX:
+57 671 56 16 - 555 04 50

Encuentrános